Orange is the new black 4-11

Las cosas se están poniendo muy feas en prisión, y no parece que vayan a mejorar demasiado. Todo se está descontrolando, los guardias se creen que están por encima del bien y del mal y la violencia empieza a ser lo habitual. Menos mal que tenemos al trío fantástico para sacarlos la sonrisa.

Crazy Eyes.

tumblr_inline_o9n80vj5eb1tdxcm2_1280

Suzanne vuelve a recuperar hoy su protagonismo, aunque nos pone la piel de gallina. En los flashbacks vemos lo mal que lo pasa cuando, a pesar de ser ya adulta, su hermana la deja sola un fin de semana. A pesar de sólo tratar de jugar con alguien a quien conoce, un niño cliente habitual de la tienda en la que trabaja, las cosas toman una dirección muy fea. Y creo que esa frustración que sintió en aquel momento la vuelve a sentir con el rechazo de Kukudio. Por eso se torna todo tan violento cuando los guardias les animan a pegarse. Pobre Crazy Eyes…La verdad es que es difícil de entender por qué está en la cárcel y no en un psiquiátrico, teniendo en cuenta la enfermedad que sufre.

Acoso y derribo.

Joe Caputo ha marchado a hablar con los jefazos, y ha cometido el terrible error de dejar al mando a Piscatella. Este personaje ha pasado de ser un hombre que parecía sensato y que tenía dos dedos de frente, a demostrar ser todo un tirano violento que se pasa por el forro los derechos de los demás. Él sospecha de Red como responsable y no duda en someterla a un terrible interrogatorio para que confiese. Pero lo peor no es eso…no sólo vemos lo mal que trata Dixon a Tasha, si no que vemos cómo, las que están apuntadas en la lista de posibles culpables, son separadas del resto y puestas en un cuarto y obligadas por Humphey a pegarse, teniendo que intervenir Ouija y María Ruiz para que Crazy Eyes no mate a Kukudio. Qué tipo más despreciable, de verdad. Me pone la piel de gallina cada vez que sale.

Cooperando.

Parece que el final de la estancia de Sophia en aislamiento está cerca, o eso nos hace pensar al ver cómo Pearson y Cristal amenazan a su padre con enseñar la foto si no la sacan de ahí. También es bonito ver cómo Nicky es ayudada por Doggett a pasar el mono mientras están encerradas en las habitaciones. Y sobre todo, es emocionante ver cómo, a pesar de las amenazas, Red no abre la boca y no traiciona a ninguna de las suyas. Aunque sin duda, lo que más emociona es ver el comportamiento de Healy con todo lo sucedido. Siente que es un auténtico fracasado, ya que no supo ver lo que le pasaba a Lollys, Pero finalmente se recompone y vuelve a prisión, justo a tiempo para evitar que Vause confiese. La pobre Lollys, aunque más tarada que una regadera, acaba en psiquiatría por motivos injustos, llamando entre lágrimas a Sam Healy.

morreo

Menos mal que, para rebajar la tensión, nos hemos reído la mar de a gusto con el trío sexual formado por Jones, King y Luschek tras pegarse una buena fumada. A carcajada limpia. Y la indignación de Frieda porque, a pesar de todos sus asesinatos nadie ha sospechado de ella, también me ha hecho reír.

La actitud de los guardias hace presagiar un final duro. Ojalá me equivoque ¿Tú que opinas?

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Orange is the new black 4-11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s