The Walking Dead 5-10

Melancólico y muy metafórico el episodio que hemos visto hoy, en el que, a medida que lo vas viendo, te entra ganas de tomarte un par de antidepresivos y/o darte a la bebida, como hace el grandullón de Ford. Pero todo esto queda olvidado rápidamente con un final inesperado que nos deja con la boca abierta, como si nos hubieran pellizcado de repente para sacarnos del aletargamiento.

Maneras de afrontar el dolor.

Las muertes de Tyreese y Beth aún están muy recientes, y a través de Maggie, Daryl y Sasha vemos los distintos modos que tiene el ser humano de afrontar la pérdida de un ser querido. Daryl se ha encerrado en si mismo, y aunque Rick y Carol tratan de ayudarle, sobre todo esta última, sólo en la soledad de un bosque, fumándose un cigarro, es capaz de soltar toda su frustración. La conversación minimalista con Maggie al final del episodio parece que da por finalizado ese estado melancólico.

the-walking-dead-5x10-them

Por otro lado tenemos a Sasha. Sasha necesita sacar su rabia sea como sea, y lo paga con los zombies, a pesar de poner en peligro la vida de sus compañeros e ir por libre en su modo de actuar. Michonne y Ford le advierten que ese no es el camino a seguir.

Y para finalizar, está Maggie. Maggie y esa ridícula explicación de por qué durante 8 episodios no había mencionado a su hermana para nada. Ni un recuerdo, ni una lágrima. Y ahora la vemos cabizbaja, derrotada, sin ganas de luchar. A mi entender, demasiado forzado. Que pase página pronto porque ni me lo creo ni me interesa.

Después de la tormenta siempre llega la calma.

Las metáforas suelen ser muy potentes, y hoy nos han dejado unas cuantas. Empezando por ver al grupo al borde de la deshidratación, sin fuerza, derrotados, como un grupo de zombies, perseguidos a lo lejos por un grupo de zombies ¿Quienes son los muertos vivientes? Más tarde la potente historia del abuelo de Rick, hablando de que tras años de fingir su muerte cada día durante la 2º Guerra Mundial, consiguió vivir. “Así es cómo seguiremos estar vivos, diciendo que somos muertos vivientes”. Y por último, la purificación del alma a través del agua, metáfora a la que se recurre desde la antigüedad. Primero llega la tormenta para, tras varios días de errar sin agua, poder llenar provisiones. La tormenta atrae a los zombies, lo que les hace darse cuenta de que no quieren morir. Y por último, ha destrozado los alrededores del granero, acabando con todos los caminantes, pero dejando el refugio intacto ¿Una señal?

descarga

Sorpresa final.

Pero algo genial nos esperaba al final del episodio, algo que ya podemos intuir en el momento en que nuestro grupo se encuentra un montón de agua con una nota escrita: “De un amigo”. Deciden no fiarse, y justo en ese momento empieza a llover. Tras la tormenta, Sasha y Maggie salen fuera y al momento aparece una persona. Se trata de Aaron, la persona que les dejó el agua. Pero lo sorprendente es que sabe quién es la persona que está al mando, y pide hablar con Rick.

walking4

¿Cómo los ha encontrado? ¿Cómo los conoce? ¿Cuáles son sus intenciones?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s